¿Tienes un portátil Intel? Atención: un nuevo fallo de Linux puede romper literalmente tu pantalla

Foto del autor

Los portátiles con tecnología Intel están en peligro si se aplica una actualización de Linux, ya que la pantalla del portátil podría resultar dañada físicamente.

Este es uno de esos escenarios de horror que los propietarios de PCs temen, por supuesto, y la actualización en cuestión es la recientemente lanzada versión 5.19.12 del kernel de Linux.

Desgraciadamente, un error en el controlador de gráficos -para las GPUs integradas de Intel, esto es- desencadena un problema de secuenciación de energía que, como Phoronix (se abre en una nueva pestaña) informa, se manifiesta como parpadeos blancos muy rápidos que ocurren en la pantalla. Y como se mencionó, estos pueden potencialmente dañar el panel, por lo que este es un problema de hardware muy grave causado por un fallo de software.

Como se puede imaginar, se han tomado medidas rápidamente, y el desarrollador del kernel de Linux Greg Kroah-Hartman ha publicado rápidamente la versión 5.19.13 de Linux, en la que se han revertido los parches defectuosos para el controlador de gráficos de Intel.

Kroah-Hartman señaló: «Esta versión es para resolver una regresión en algunos sistemas gráficos Intel que tenían problemas con la 5.19.12. Si no tiene este problema con la 5.19.12, no es necesario actualizar».

Sólo se informa de que algunas distros tienen el problema, habiendo actualizado al kernel 5.19.12, concretamente Arch, Fedora y openSUSE Tumbleweed. Esperemos que esas distros proporcionen la nueva versión de forma rápida.


Análisis: Un preocupante lapsus que puede salir muy caro

Según los informes de los usuarios, algunas personas con GPUs Intel en sus portátiles no se han visto afectadas por la versión 5.19.12, pero otras sí. Tal vez estos últimos sean una minoría, lo que podría ser un factor que explique cómo este gremlin ha sobrevivido a la versión estable.

Es un fallo preocupante – y raro – para Linux, por supuesto, dada la posible gravedad del daño que podría ser causado. Una pantalla de portátil arruinada es una aflicción desagradable, y no es algo que vaya a ser fácil o barato de arreglar.

Incluso los propietarios de portátiles Intel que aparentemente no experimentan el problema después de instalar la versión 5.19.12 deberían actualizar a la 5.19.13 de todos modos, pensamos, sólo para estar seguros (quién sabe si el fallo podría seguir apareciendo, incluso si no lo hizo inicialmente).

No hay que olvidar que esto también podría ser un problema para aquellos que ejecutan una GPU Nvidia y una CPU Intel con tecnología Optimus, ya que utiliza inteligentemente tanto los gráficos discretos como los integrados, respectivamente, lo que significa que con estos últimos, la horrible pantalla intermitente podría aparecer.

Vía Tom’s Hardware (se abre en una nueva pestaña)