Jugar a GoldenEye en mi iPad es real y espectacular

Foto del autor

Jaume Copons

Nunca he terminado la parte para un jugador de GoldenEye, a pesar de que llevo jugándolo desde 1999, y eso se debe principalmente a lo buena que es la parte multijugador. Durante mucho tiempo he tenido que desenterrar una Nintendo 64 y cuatro mandos para jugar con amigos al juego de Rare de 1997 y hacerme con el arma dorada, pero por fin se acabó.

El 27 de enero de 2023, GoldenEye se puso a la venta tanto para Nintendo Switch como para Xbox Game Pass, y aunque la Switch tiene multijugador online exclusivo, la campaña para un jugador, y el multijugador local a pantalla partida, están disponibles para ambas plataformas. Aunque necesitarás una suscripción a Nintendo Switch Online + Expansion Pack para jugar en Nintendo Switch, merece la pena pagar el precio de entrada para jugar a uno de los mejores juegos de Rare.

Sin embargo, con el juego disponible para jugar en cualquier dispositivo que pueda ejecutar Game Pass desde la nube, como el Steam Deck y los dispositivos portátiles Android, se me ocurrió probar GoldenEye en un iPad Pro con mi mando 8BitDo Pro 2 conectado, y me quedé alucinado con lo lejos que hemos llegado en los 25 años transcurridos desde el lanzamiento del juego.

Muévete Tina Turner

Aunque a mi perro Jolly le gusta despertarme temprano, hoy no me ha importado, ya que he podido probar el juego tanto en Switch como en iPad. Curiosamente, el esquema de control en Switch es tosco, con el gatillo izquierdo para disparar y un solo stick analógico para controlar el movimiento.

Sin embargo, en iPad a través de Xbox Cloud es una delicia, con un control analógico dual que me recordó a Halo, y la acción de disparo correctamente colocada en el gatillo derecho de mi 8BitDo Pro 2. La conexión a 5G y Wi-Fi no fue un problema con GamePass: aunque la latencia no fue tan buena como mi experiencia con GeForce Now, completé los tres primeros niveles sin problemas.

Como Xbox Cloud también tiene controles táctiles, jugar con ellos en el primer nivel tampoco fue un problema tan grande como esperaba: todo funcionó como estaba previsto, y si algunos botones estaban demasiado separados, pude personalizarlos fácilmente para acercarlos.

Sin embargo, mientras jugaba al juego en mi iPad, recordé lo difícil que debió de ser para Nintendo, su editor original, Rare, su desarrollador, y MGM, el propietario de los derechos de James Bond.

A finales de los años noventa se estaba desarrollando una remasterización para Xbox 360, pero supuestamente los derechos se interpusieron en el camino y se desechó. Parece que se trata de un esfuerzo diferente: aunque la pantalla es panorámica nativa, no se han rediseñado las texturas ni los gráficos para adaptarlos a los televisores de alta definición.

Pero eso no importa: ahora puedo jugar a la campaña para un jugador en mi iPad y al modo multijugador, tanto offline como online con mi Switch, esté donde esté, y eso es glorioso para mí.

Ahora si Rare puede buscar llevar Perfect Dark y Blast Corps a las mismas plataformas de nuevo, sería genial y no pediría nada más, aparte de un remaster de Tomb Raider II de 1997 quizás.