Microsoft Teams está a punto de ser opcional para los usuarios de Office

Foto del autor

Tras el malestar que levantó la herramienta de colaboración competidora Slack ante la Unión Europea en 2020, Microsoft ha acordado dejar de incluir automáticamente Teams con su software ofimático.

Según el Financial Times (se abre en una nueva pestaña) (paywall), la medida es un intento de escapar a lo que sería la primera investigación antimonopolio de la empresa en más de una década.

Sin embargo, Slack, ahora propiedad del proveedor de software CRM Salesforce, está presionando para que se tomen aún más medidas y se dictamine que Microsoft Teams y Office deben venderse por separado.

Microsoft contra la UE

El software de colaboración y videoconferencia se ha convertido en un negocio persistentemente lucrativo desde el inicio de la pandemia de Covid-19. Aunque nombres como Teams, Slack y Zoom ya existían antes, es ahora cuando se han convertido en nombres conocidos.

No es de extrañar, pues, que Slack sienta que le falta su parte del pastel, pero esta ya prolongada batalla legal con el brazo ejecutivo de la UE, la Comisión Europea (CE), va a continuar, con una declaración de Microsoft enviada al FT en la que se afirma que las conversaciones siguen en curso.

«Somos conscientes de nuestras responsabilidades en la UE como gran empresa tecnológica», declaró un representante del gigante tecnológico. «Seguimos cooperando con la Comisión en su investigación y estamos abiertos a soluciones pragmáticas que aborden sus preocupaciones y sirvan bien a los clientes».

Microsoft ya ha tenido problemas de este tipo cuando, en 2008, incluyó su navegador Internet Explorer con Windows. Bajo escrutinio, empezó a ofrecer a los usuarios la posibilidad de elegir navegador, pero la UE le impuso una multa de 561 millones de euros por faltar a su palabra. Así que puede que la historia esté a punto de repetirse.

Vía The Verge (se abre en una nueva pestaña)