DeepMind de Google dice que pronto lanzará un rival de ChatGPT más adulto

Foto del autor

DeepMind, filial de Google, afirma que podría lanzar pronto un rival de ChatGPT, y su chatbot promete ser un tipo de asistente de IA más seguro.

DeepMind ha sido pionera en la investigación de IA durante la última década y fue adquirida por Google hace nueve años. Sin embargo, con ChatGPT acaparando los últimos titulares, el CEO de DeepMind, Demis Hassabis, ha declarado a Time (se abre en una nueva pestaña) que está considerando lanzar su propio chatbot, llamado Sparrow, para una «beta privada» en algún momento de 2023.

Sparrow se presentó al mundo el año pasado como prueba de concepto en un trabajo de investigación (se abre en una nueva pestaña) que lo describió como un «agente de diálogo útil y que reduce el riesgo de respuestas inseguras e inadecuadas».

A pesar de algunos recelos sobre los peligros potenciales de los chatbots, que según DeepMind incluyen «información inexacta o inventada», parece que Sparrow podría estar listo para alzar el vuelo en breve en forma de beta. Dada la estrecha relación de DeepMind con Google, podría convertirse en la respuesta del gigante de las búsquedas a ChatGPT.

El ligero retraso en el lanzamiento de Sparrow se debe, según Demis Hassabis, a la voluntad de DeepMind de asegurarse de que cuenta con funciones importantes de las que carece ChatGPT, sobre todo la de citar fuentes concretas. Según declaró Hassabis a Time, «es correcto ser cautelosos en ese frente».

Del documento de investigación de DeepMind también se desprende que Sparrow será inicialmente más limitado y conservador que ChatGPT. Este último se ha hecho viral por su impresionante capacidad para ayudar a todo el mundo, desde programadores a poetas de sillón, pero también ha causado alarma por su capacidad para los comentarios discriminatorios y su habilidad para escribir malware.

DeepMind ha hablado de las reglas de restricción de comportamiento en las que se basa Sparrow, junto con su voluntad de negarse a responder preguntas en «contextos en los que es apropiado remitirse a los humanos». En las primeras pruebas, Sparrow proporcionó aparentemente una respuesta plausible y, lo que es más importante, la respaldó con pruebas «el 78% de las veces cuando se le planteó una pregunta basada en hechos».

Pero sus verdaderas capacidades quedarán más claras cuando se lance la beta pública a finales de este año. Sin duda, prepararemos las palomitas para el primer debate entre el chatbot de IA Sparrow, afiliado a Google, y ChatGPT, cada vez más aficionado a Microsoft.


Análisis: Los chatbots de IA aún están en el parvulario

Cualquiera que haya utilizado ChatGPT sabrá que es capaz de imitar bastante bien la inteligencia en una serie de temas. Pero, aunque eso es divertido, los chatbots de IA también necesitan inteligencia moral y capacidad para citar fuentes, y ahí es donde DeepMind dice que su «agente de diálogo» Sparrow es más fuerte.

Llevar esto al siguiente nivel necesitará toneladas de aportaciones externas, razón por la cual la beta pública de Sparrow es inminente. DeepMind afirma que el desarrollo de mejores reglas para su asistente de IA «requerirá tanto la aportación de expertos en muchos temas (incluidos responsables políticos, científicos sociales y expertos en ética) como la aportación participativa de una amplia gama de usuarios y grupos afectados».

Sam Altman, consejero delegado de OpenAI (creadora de ChatGPT), ha hablado también de las dificultades de abrir los chatbots de IA sin causar daños colaterales. En Twitter (se abre en una nueva pestaña) admitió, «va a haber problemas significativos con el uso de la tecnología OpenAI a lo largo del tiempo; haremos todo lo posible, pero no podremos anticiparnos con éxito a todos los problemas.»

En otras palabras, los desarrolladores tanto de ChatGPT como de Sparrow de DeepMind son como padres con niños pequeños curiosos, lo que conlleva diversión y peligro a partes iguales, sobre todo cuando su profesor de guardería es, en realidad, todo Internet.

ChatGPT ya está en marcha y se encamina hacia un futuro monetizado con ChatGPT Professional, un inminente nivel de pago. Pero Sparrow, de DeepMind, parece que podría ser el personaje más apacible que los chatbots de IA necesitan en su carrera hacia los modelos de nueva generación, como el rumoreado ChatGPT-4.