Cloudflare responde a las críticas por su relación con sitios web de extrema derecha

Foto del autor

Cloudflare (se abre en una nueva pestaña) ha sugerido que seguirá prestando sus servicios a los sitios web que puedan alojar contenidos «reprobables», a pesar de la polémica en torno a la relación que mantiene la empresa con el foro de trolls Kiwi Farms.

Aunque el CDN (se abre en una nueva pestaña) y DNS (se abre en una nueva pestaña) El proveedor se negó a nombrar el foro, que es ampliamente conocido por acosar a grupos sociales marginados, un nuevo entrada del blog (se abre en una nueva pestaña) aborda la cuestión de forma indirecta, ofreciendo una justificación para seguir prestando servicios de seguridad a los sitios denunciados como ofensivos.

En el pasado, la empresa ha puesto fin a las relaciones con clientes a los que se consideraba que tenían un impacto negativo en la sociedad en general, incluido un sitio web de trolls neonazis en 2017 y el foro de teoría de la consipiración 8chan en 2019.

Tiempo de actividad de los sitios web de trolls

Según Cloudflare, aunque algunos sitios web puedan alojar contenidos aborrecibles, no es correcto retener los servicios de seguridad, que de hecho se han convertido en una utilidad esencial de Internet.

«Al igual que la compañía telefónica no da de baja tu línea si dices cosas horribles, racistas e intolerantes, hemos llegado a la conclusión, tras consultar con políticos, responsables políticos y expertos, de que desconectar los servicios de seguridad porque pensemos que lo que se publica es despreciable es una política equivocada», escribieron en el blog Matthew Prince, cofundador y director general, y Alissa Starzak, vicepresidenta y responsable global de políticas públicas de Cloudflare.

«Para ser claros, el hecho de que lo hayamos hecho antes en un conjunto limitado de casos no significa que tuviéramos razón cuando lo hicimos. O que lo vayamos a hacer de nuevo».

La publicación en el blog también menciona la política de alojamiento aceptable de Cloudflare, que da a la empresa el derecho de eliminar o deshabilitar el acceso a contenidos que considere que muestran, distribuyen o fomentan la creación de material de abuso sexual infantil (CSAM), o que promueven la explotación de menores.

La empresa también tomará medidas contra los sitios web que infrinjan los derechos de propiedad intelectual, los sitios que hayan sido determinados por un proceso legal apropiado como difamatorios o calumniosos, entre otros ejemplos de esa naturaleza.

Desde el anuncio de Cloudflare, algunos de sus usuarios han expresado su frustración en Twitter, y algunos han optado por migrar sus sitios (se abre en una nueva pestaña) a un nuevo proveedor de alojamiento.

TechRadar Pro se ha puesto en contacto con Cloudflare para pedirle un comentario, pero la empresa aún no ha respondido.

  • El mejor alojamiento web (se abre en una nueva pestaña) los servicios suelen incluir complementos de seguridad de primera calidad para su sitio web